Los cierres interiores y exteriores, tratados con la máxima importancia como se merecen, de madera y como toda la vida, por siempre jamás, inalterables y fabricados con la madera adecuada por cada espacio y función. Cierres movibles y batientes, abatibles, estancos y herméticos. Maderas nobles por los interiores y tropicales adaptadas al exterior, todas tratadas con acabados naturales para conseguir la máxima calidad y durabilidad.
Los pavimentos, tan importantes a el ser las superficies más utilizadas y usadas, cálidos y naturales, cómodos y sobre todo, sobrios e inalterables por el paso del tiempo, inalterables por el uso pero siempre nobles y tratados con el máximo respeto y rigor.